Hoy os presentamos a Cheto y, con él, una forma de hacer frente a los hemangiopericitomas. Nuestro amigo fue remitido por nuestro compañero Víctor Domingo, de la clínica Recuerda.

Cheto fue diagnosticado de un hemangiopericitoma en la región axilar derecha. En este caso, previamente se hizo una excisión quirúrgica y, posteriormente, se irradió el lecho quirúrgico para evitar futuras recidivas. El lecho se irradió con electrones mediante 3 sesiones de 5 GY y 5 sesiones de 6 GY.

Un aspecto importante a tener en cuenta con cheto eran sus 11 años de edad y una leve cardiopatía. Sin embargo, las características del tratamiento nos permitieron hacerlo con el paciente sedado. En cada sesión, se colocaba sobre la zona a irradiar una toalla húmeda para favorecer que los electrones depositasen su energía en la piel y evitar que penetrasen más de lo deseado.

Nos alegramos por el campeón!!!!

En las imágenes podréis ver:

- Cheto cuando ha venido a visitarnos.

 

- Cheto colocado durante una de las sesiones.

- La zona irradiada 1 semana después del tratamiento (donde se observa alopecia y leve radiodermitis)

 

- La zona irradiada 1 mes después del tratamiento (la radiodermitis está resuelta y lo que se observa es alopecia e hiperpigmentación multifocal).

 

- La zona irradiada 9 meses después del tratamiento. 9 meses después del tratamiento Cheto se encuentra perfectamente haciendo vida normal. En la zona irradiada ya hay algo más de pelo, la hiperpigmentación multifocal continúa y, lo más importante, NO HAY SIGNOS DE RECIDIVA.